Crítica Modern Family - Zinéfilos - Blog de cine

Crítica Modern Family

Cinéfilos con Z :: Blog de Cine :: Crítica :: Modern Family

Hace más de un año, se estrenó el episodio piloto de la serie que a día de hoy, es sin duda alguna el nuevo referente dentro de las comedias de corte familiar.

Modern Family, no es original, pero ha sabido adaptarse perfectamente a la realidad social actual y jugar con la variedad de modelos familiares existentes, se acabo la familia nuclear clásica y opusina de la tribu de los bradley, bienvenidos a la era de las familias desestructuradas.

Cinéfilos con Z :: Blog de Cine :: Crítica :: Modern Family 2

Los creadores de este nuevo entretenimiento familiar, Christopher Lloyd y Steven Levitan, mientras trabajaban juntos en una oficina, se contaban chascarrillos sobre sus familias y decidieron  a través de Fox Televisión llevar estas pequeñas anecdotas a la pequeña pantalla, consiguiendo crear una gran familia y llenar de gags humorísticos media hora de metraje por capítulo sin recrearse en esteriotipos ni caer en el mal gusto, obteniendo de esta forma una legión de fieles seguidores y un Emmy a la mejor serie de comedia con tan solo temporada y media a sus espaldas, ahí es nada.

La serie concebida en forma de falso documental gira en torno a tres familias interrelacionadas a través de Jay Pritchett (interpretado por Ed O´neill, seguro que le recordáis por su personaje Al Bundy en la serie Matrimonio con hijos) y sus hijos Mitchell Pritchett y Claire Dunphy. Teniendo cada familia unas casuísticas diametralmente opuestas. De esta forma contemplaremos una familia clásica con varios hijos. Otra familia homosexual con una hija asiática adoptada y otra familia compuesta por una pareja con una enorme diferencia de edad y cultural con un hijo nacido de otro matrimonio. La mezcla está en la coctelera, agitar y servir….

El número total de los miembros de esta peculiar familia son diez y cada uno de ellos tiene unas características y personalidades realmente desternillantes que a continuación repasaremos.

En primer lugar y como no podía ser de otra forma, comenzaremos a hablar del cabeza de familia Jay Pritchett. Hombre divorciado de mediana edad y elevado poder adquisitivo con una firme creencia en los valores americanos. Interpretado como ya hemos comentado anteriormente por Ed O´Neill a quien le sienta el papel como anillo al dedo. Casado en segundas nupcias, su esposa es una jovencísima belleza colombiana interpretada por Sofia Vergara (nominada por su papel a Mejor actriz en los Globos de Oro) que se resiste a perder la totalidad de sus raíces y cultura. Gloria, ese es su nombre, además es madre de un hijo nacido en otro matrimonio. Manuel Alberto “Manny” Delgado, Hijo de gloria e hijastro de Jay, es un niño con una capacidad de comprensión de la realidad por encima de la media, lo que le lleva a comportarse siempre muy por encima de su edad real. El joven actor Rico Rodriguez recrea de forma magistral un papel complicado.

La segunda familia en este enredo, está formada por la hija mayor de Jay Pritchett, Claire Dunphy, interpretada por Julie Bowen. Joven díscola en sus años de adolescente que quiere evitar a toda costa que sus hijos puedan cometer sus mismos errores. Casada con Phil Dunphy (Ty Burrell), promotor inmobiliario con trastorno de atención y sentido del humor extremadamente raro y con poca afinidad con su suegro. La pareja tiene tres hijos con dispares personalidades, desde la hija empollona y superdotada Alex Dunphy (Ariel Winter), la adolescente en plena ebullición hormonal Haley Dunphy (Sarah Hyland) y el barón incontrolable Luke Dunphy (Nolan Gould) de quien nunca puede salir una idea ni buena ni medianamente normal.

Para finalizar este curioso retrato familiar, no podía faltar la pincelada más exótica. Se trata de una pareja homosexual formada por Mitchell Pritchett (Jesse Tyler Ferguson), quien desempeña el papel más moderado en sus conductas y  Cameron Tucker interpretado por Eric Stonestreet que es lo que tantas veces se ha definido como una auténtica “loca”. Ambos comparten la adopción de una hija vietnamita. Ambos están enormes.

Sin duda poco más se puede decir, analizar lo leído y judgar vosotros mismos la variedad de situaciones que se pueden dar en las relaciones de este numeroso reparto.

 Larga vida a la comedia familiar de nueva generación.  

Cinéfilos con Z :: Blog de Cine :: Crítica :: Modern Family


Modern Family