Crítica El Gurú de las Bodas (The Wedding Ringer, 2015) - Zinéfilos - Blog de cine
  • Home
  • /Críticas
  • /Crítica El Gurú de las Bodas (The Wedding Ringer, 2015)

Crítica El Gurú de las Bodas (The Wedding Ringer, 2015)

Crítica El Gurú de las Bodas

Crítica El Gurú de las Bodas (The Wedding Ringer, 2015)

No podía faltar en la cartelera una película sobre bodas o despedidas de solteros, El Gurú de las Bodas (The Wedding Ringer, 2015). El género de comedia romántica tan recurrido entre los estrenos y que actualmente es un género en sí mismo: el bromance.

Parecen los Goonies, crecidos y convertidos en violadores.

En esta ocasión el desconocido y novel director Jeremy Garelick nos presenta un guión que, pese a su premisa inicial interesante y el buen hacer de los actores, acaba siendo lo más previsible y cargado de tópicos que uno pueda llegar a imaginar. Para crear tan lamentable guión, Garelick ha necesitado colaboración. y con la ayuda de Jay Lavender nos presenta la historia de Doug Harris (Josh Gad) quien a una semana de su boda con Gretchen Palmer (Kaley Cuoco-Sweeting) no sólo no tiene padrino para su boda sino que todavía no ha sido capaz de dar el nombre de tan siquiera un amigo invitado. Ante tal problemática Doug Harris recurre al gurú de las bodas, Jimmy Callahan / Bic (Kevin Hart),  un personaje que monta bodas a gente sin amigos.

Crítica El Gurú de las Bodas (The Wedding Ringer, 2015)

La gracia principal de la película reside en la presentación de sus “amigos” así como sus meteduras de pata o excentricidades, entre los que reconocemos a Jorge Garcia, Hugo o Hurley en la serie Perdidos (2004). El ritmo recae sobre la pareja de cómicos, Josh Gad y Kevin Hart. En un papel más secundario, desaprovechado y con poca gracia (alguna extra le roba protagonismo) tenemos a la estrella de TV Kaley Cuoco-Sweeting más conocida por su papel de Penny en The Big Bang Theory en lo que supone su salto a la gran pantalla.

Crítica El Gurú de las Bodas (The Wedding Ringer, 2015)

Los que esperen ver un final con algún giro o sorpresa, que se vayan marchando. En definitiva, es una película previsible, que intenta hacer gracia con cosas ya vistas y que te sacará alguna carcajada. Generalmente ligera sonrisa más que carcajadas. Pese a ese par de carcajadas que me sacó me parece un bagaje final insuficiente para un película de 100 minutos. Aparentemente no es mucha duración pero a alguno se le puede atragantar y acabar haciendo “bola”. La escena del baile de los dos protagonistas me parece que roza el ridículo.

Crítica El Gurú de las Bodas (The Wedding Ringer, 2015)

Lo mejor: La química entre los dos cómicos,  la presentación de los amigos. Alguna que otra frase.

Lo peor: Guión previsible no, lo siguiente. Que no te haga reír a carcajada limpia. Nada nuevo.

Zinefilos :: Blog de cine :: Recomendaciones películas de cine